LAMINIUM

El oppidum iberromano de Laminium, identificado con el actual municipio de Alhambra (Ciudad Real), se encuentra ubicado en la vértice nord-oriental del Campo de Montiel, sobre un cerro testigo de roca calco-arenisca, cuya elevación (860,00 mts. n.m.) le permite controlar el amplio territorio que se extiende a sus alrededores, con referencias visuales de 15 kms SW, 25 kms W, 17 kms NW y 10 kms N. 

Los laminitani habitarán un importante poblado ibérico cuyas fases Antigua y Plena nos son aún poco conocidas, aunque se están produciendo avances en el conocimiento de la etapa del Ibérico Final, merced a las recientes excavaciones en el solar de la calle Calvario, 6 donde se identificaron rasgos propios de la raíz cultural oretana y en el que los vestigios arqueológicos demuestran la temprana romanización del oppidum. La excavación de una de sus necrópolis, la meridional, constató la existencia de un prolongado uso de la misma con materiales de importación áticos (Madrigal y Fernández 2001: 227), si bien los contextos excavados solo permitieron confirmar la utilización de la Necrópolis del Matadero en el periodo comprendido entre los ss. II d.C. al I d.C.

Figura 1.JPG

Este oppidum sería anexionado por Roma en torno al 185/175 a.C. bajo el estatuto jurídico que rige a los oppida stipendiaria, así los laminitanii junto a otros sesenta y cuatro populi pertenecerían al conventus Carthaginensis (Plin, N.h. III, 25). Los recursos naturales que los laminitani poseyeron fueron valorados ya en la antigüedad por Plinio, quién situó el nacimiento del Anas en su ager (N.h. III, 6). 

Por lo que respecta a su evolución política en época romana, Laminium alcanza su promoción jurídica como municipium Flavium en época de Vespasiano, siendo censados sus habitantes en las tribus Quirina (Alföldy 1987: 32-37; Abascal y García 2013: 298), con presencia de individuos como los Licinios que aparecen censados en la tribus Galeria (CIL II 3229; 3230;  3231; 3237)

DFD5E5EC-A4DC-40E2-8BEC-5A699BBDE601.jpg

Los numerosos epígrafes, pedestales y esculturas (CIL II 3228; 3229; 3231; 3232; 3249; 3251) datados de entre finales del s I d.C. y el s. II d.C. (Domingo Puertas 2018:161), ponen de manifiesto la existencia de un programa de monumentalización como expresión de su nueva condición municipal, aún cuando ya desde época de Augusto se constata la existencia de un programa epigráfico.

OPPIDA ha venido desarrollando excavaciones de urgencia desde el año 2015 en el ámbito urbano del actual municipio de Alhambra. Se encuentran centradas -entre otros objetivos- en la obtención de datos relacionados con la morfología urbana del municipium, la identificación de las diferentes fases urbanísticas que experimentaría la ciudad, así como la sintetización de unas mínimas pautas que contribuyan a elevar nuestro grado de conocimiento sobre las realidades políticas, sociales, económicas, culturales y religiosas que rigieron el oppidum; desde su reducción a la condición estipendiaría en época republicana, su paulatina transformación en un núcleo de cierta relevancia desde época augustea, hasta su transformación definitiva en núcleo de derecho latino en época flavia. 

 

Ejemplos de estas intervenciones lo constituyen los ambientes tardorrepublicanos y viales altoimperiales documentados en la excavación de C/ Calvario, 6, así como la identificación de uno de los vertederos -el meridional- con los que contaría esta ciudad. Existen evidencias de la presencia de al menos 10 zonas de vertido en las diferentes laderas de Laminium. Los hallazgos fortuitos y continuados de materiales arqueológicos procedentes de las unidades superficiales de los alrededores de la zona meridional del oppidum han conformado los inventarios de la Colección Museográfica de Alhambra a lo largo de las pasadas décadas. Esta circunstancia ha dado origen a las excavaciones en la Cuesta del Pozarrón, identificándose este solar como el ámbito dedicado a vertedero del municipium desde época tardorrepublicana y durante todo el siglo I y II d.C.

PROYECTO LAMINIUM.jpg